Los restos de Malasia

Fernando Alonso y Sergio Pérez

No en vano Woody Allen se hizo con el Oscar al mejor guión original este año. En Midnight in Paris hizo ver a sus fieles cinéfilos que no todo tiempo pasado fue mejor. Definitivamente, un mensaje que todos aquellos fanáticos del deporte rey del automovilismo mundial deberían aprehender.

La nostalgia que produce volver a experimentar los grandes duelos fuera y dentro de la pista es algo innegable. También lo es no poder impedir el asombro ante figuras como la de Damon Hill o Jackie Stewart. Pero ¿Hasta que punto esto beneficia a la Fórmula 1 actual?

Estos héroes salían a la pista a jugarse la vida carrera a carrera, en coches que no aseguraban acabar ni una sola vuelta y en el caso de conseguirlo, sobre todo en primera línea, se hacían con el reconocimiento colectivo de por vida. Ahora, existen unos temidos crashing test que pueden dejar a los equipos más y menos modestos en pretemporada sino cumplen con los requisitos.

Sigue leyendo

Anuncios