Adrian Newey, el secreto de Red Bull

Dietrich Mateschitz, propietario de Red Bull compró a finales de la temporada de 2004 la escudería Jaguar y todo su patrimonio. Adquirió así un coche que había sido discreto en cuanto a resultados, ganó 34 puntos que solo sirvieron para ser séptimo en el Campeonato de Constructores.

En 2005 tenía que formar todo su equipo y en lugar de apuntar con todo su dinero hacia los mejores pilotos que pudiera comprar decidió cimentar su proyecto haciéndose con el mejor ingeniero que este pudiera comprar. Esta es la historia de como Red Bull Racing se hizo con la labor de Adrian Newey, un inglés que ya tenía fama en el paddock de convertir en oro todo aquello que tocaba.

Sigue leyendo

Anuncios